Ferias de arte, para qué

Amadeo Bergés at Basel

 

Como galería de arte la misión – y la ilusión- principal es comunicar

al público todas aquellas maravillas que puedes ver en una sola pieza
de arte. Así de simple es el estado ideal y platónico de una galería.
Los problemas vienen de la mano con la adecuación de esa misión a la
realidad, como galería debes lograr ventas para mantenerte como
negocio. ¿Cuál es la finalidad entonces, descubrir al arte o vender el
arte? Una situación donde la respuesta se encontraría más bien en el
extremo de ambas opciones.  A todo ello hay que añadir las bajas
ventas que en ciudades como Barcelona han causado estragos sobre el
sector.

Las ferias de arte han proliferado y siguen haciéndolo en
prácticamente todo el mundo, cada ciudad tiene no solamente una o dos
sino varias ferias de arte dedicadas desde anticuarios hasta arte
contemporáneo, se han convertido en el vínculo para contactar con
público de otros mercados en otros países, y a ellas viajan las
galerías con intenciones en esos dos extremos: mostrar obra y lograr
ventas.

Sin embargo no es una ecuación automática, es decir, el llevar obra de
arte a una feria en otro país no da como resultado más clientes y más
ventas por sí misma. Generalmente las galerías realizan unos
dispendios enormes, tanto materiales como humanos, que pocas veces
son recompensados.  ¿Por qué seguimos viajando entonces?

En Galeria Contrast encontramos una respuesta a esa pregunta: Porque
nuestra misión e ilusión así lo dictan. En el mundo actual, con toda
su vorágine y aceleración de tiempos, desde la publicidad hasta la
información, el mundo actual exige movimiento. El movimiento en una
galería de arte no solamente vine de la mano de buscar redes sociales
o plataformas web de difusión, sino que entendemos que el movimiento
debe ser de la misma obra, es la pieza y no su imaginario lo que puede
impactar a los clientes. Es por ello que parte de nuestros objetivos
es buscar comunicar con la obra misma, aunque eso signifique
sacrificar recursos valiosos. Las ferias para nosotros son movimiento.
Nos enfrentamos a situaciones donde puede haber mucha oferta por
parte de las galerías que participan y poca demanda por parte de los
compradores, pero estamos convencidos de que nuestra línea de arte es
una que tiene mucho por decir a los amantes del arte contemporáneo.

Anuncios